miércoles, 9 de diciembre de 2009

La madre

Patrona del amor compasivo, la protección, el cuidado, el hogar y la nutrición

Palabras clave: Pachamama, adulta realizada, “el gran útero”, “Diosa de las aguas de la vida”, nutridora, sustentadora, pivote, naturaleza, jardinera.
Estación: Verano.
Fase de la luna: Luna llena.
Animales totémicos: Caballo, abeja, paloma, vaca.
Energías sustentadoras: Energías dirigidas hacia el exterior.
Características asociadas: Relaciones, vientre sagrado, armonía, hogar, maternidad, soberanía, fertilidad, amor, luz manifiesta, espejo del sol, hijos, aliados, autoprotección, autocuidado, autonutrición , autorespeto y amor propio en nuestra relación con los demás, con el mundo y con nosotros mismos.
Arquetipos asociados: Durga, Devi, Isis, Tonanzin, Virgen María, Deméter, Hator, Freysa, Gaia, pachamama, Yemayá, madre selva, Mapu, Gea.
Tema:
Mantenerse unido a otros bajo la ley del respeto, cada cual en su propio espacio sagrado, dueño de su propio centro.
Misión del arquetipo: Delimitar los círculos sagrados de la propia identidad.

Madre luz:
La madre cuida, nutre y da vida a su propio jardín, es una jardinera comprometida y responsable que se ocupa del cuidado de sus propias plantas, respetando su espacio sagrado y el de todos los seres vivos. Se encarga de proteger y nutrir las semillas que ha sembrado para que surjan de ellas raíces, tallos, ramas, flores y frutos, se encarga también de compartir esos frutos con todas sus relaciones. Es una mujer bosque. No invade a nadie ni permite que nadie la invada, siempre pide permiso para entrar a un jardín vecino, así mismo advierte a los otros sobre la normatividad que rige su territorio. Si algún invitado viola estas normas, la madre exige el respeto que merece, si no es escuchada por éste la madre lo despide sin demora, indicándole la puerta de salida.

Madre sombra:
La madre ha descuidado el propio jardín por estar cuidando el jardín de otros, o por el contrario ha permitido que su jardín sea invadido por otras identidades que ahora asumen las responsabilidades y el compromiso que a ella le competen.
Es permisiva cuando los invitados a su jardín violan sus normas, o simplemente no tiene claras estas normas, le falta compromiso y responsabilidad consigo misma, con su jardín y con las plantas a su cuidado, a veces subvalora su propia tierra, o se obsesiona con su labor, ahogando y asfixiando sus plantas. Su exceso de cuidados, en el fondo esconde su profundo temor y desconfianza. Es posesiva, celosa y castradora con sus hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario