miércoles, 9 de diciembre de 2009

La doncella

La que brilla con luz propia

Palabras clave: Identidad, expresividad, autoestima.
Nombres asociados: Niña, Princesa, virgen, novia, flor, cazadora, artista original, la que se pertenece a sí misma, la que surge del océano primordial.

Arquetipos asociados: Artemisa, Diana, Ginebra, Perséfone, Innana, Venus, Hestia, Eva, Blancanieves, La cenicienta, Atenea, Oestra.
Dirección: Este.
Estación: Primavera
Animales totémicos: Unicornio, león, liebre, caballo.
Energías dinámicas, fase de cambio: energías dirigidas hacia el exterior.
Características asociadas: Voz propia / Amor propio / autoafirmación / expresión / ascenso / inocencia / inspiración, intelecto, actividad / luz/ salud/ júbilo/ cuerpo/ exuberancia/ pureza/ guerrera/ determinación / confianza en uno mismo/ independencia/ fortaleza/ actividad / sociabilidad /felicidad /celebración.
Tema: La expresión de la propia voz; en total armonía, paz y equilibrio con las leyes de la naturaleza y con el orden del universo.
Misión del arquetipo: Afirmar la voz del sol interior, expandiendo ante el mundo nuestra naturaleza original, única e irrepetible.

Doncella luz:
Despierta la artista original que llevamos dentro, surge nuestra virgen creadora ante los ojos del mundo, ha llegado para compartir sin reservas sus dones y poderes. Su meta es la expresión plena de su naturaleza esencial. Ella es dueña de sí misma y de su mundo, posee un pensamiento autónomo, libre e independiente, así como una expresión original, única, y auténtica. La doncella es dinámica, extrovertida, creativa, inocente, bella y tiene una gran imaginación, a través de la cual crea y da vida material al mundo de sus sueños.

Doncella sombra:
El despertar de la Diosa creadora es manipulado por las ilusiones, ambiciones, astucias, temores, rencores, heridas e intereses personales del propio ego. Las creaciones de la Doncella son desviadas del buen camino, ya no responden a la verdadera naturaleza del ser ni al orden divino del universo. La propia expresión ahora es egoísta, individualista, caprichosa, arrogante, excesivamente idealista, autoritaria, competitiva, ansiosa e impaciente; o en el sentido inverso es negada, reprimida o castrada, víctima de la autocensura, la culpa, la vergüenza, o el desconocimiento de la propia identidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario