martes, 21 de febrero de 2012

Retiro de Cantos Arquetípicos con Colibrí de Oro

Dos días de meditación a través del canto chamánico, la sabiduría ancestral y  la palabra mitopoética.
Un mismo latido, 13 arquetipos, un sólo corazón.
Tiempo de sentarnos en círculo, para encontrar una visión iluminada que nos guíe por el buen camino y por el buen sueño.

Cada mujer es un mito, cada hombre es un mito, cada corazón humano guarda en su esencia un canto de naturaleza única y original.

Dirigido a: Personas interesadas en vivir el canto chamánico, la poesía y el mito como vías de conexión espiritual, autoconocimiento, libre expresión artística y medicina interior.

Duración del retiro: Dos días. Iniciamos el sábado a las 8:00 a.m. y terminamos el domingo a las 8:00 p.m.

Actividades: Rueda de Cantos Arquetípicos (Ciclo del Héroe Legendario, ciclo de la Diosa Creadora y ciclo de la Pareja Sagrada Interior).

Inversión por persona: $300.000. 

Reserva tu cupo con tiempo consignando el 50% de la inversión en la cuenta de ahorros de Davivienda 0099-70354586 (a nombre de Juliana) y luego envíanos la copia de tu consignación a colibrideoro@gmail.com


Horario: Sábado: 8:00 a.m. – 12:00 p.m . Ciclo del héroe legendario (canto del Padre, canto del Visionario, canto del Chamán, canto del Gobernante).
12:00-2:00 p.m. Almuerzo
2:00- 8.00 p.m. Ciclo de la Diosa Creadora (canto de la Diosa Origen, canto de la Doncella, canto de la Madre, canto de la Abuela)
Domingo: 8:00 a.m. – 1:00 p.m.
Ciclo de la Pareja Sagrada Interior (canto de Bautizo de la Semilla, canto de Germinación, canto de Fertilidad, canto de Cosecha).
1:00-3:00 p.m. almuerzo
3:00 – 8:00 p.m. Diosa del amor interior (canto del ser andrógino).
Cierre de la Rueda.



Recomendaciones: Ropa cómoda, grabador de audio (mp3, celular, grabadora de periodista), tambores sagrados o sonajas ceremoniales (opcional).

Guía del retiro: Juliana (Colibrí de Oro). 

Colibrí de Oro es el nombre espiritual de Juliana, una mujer que ha dado a luz a su propio canto y a su propia medicina a través de la conexión profunda con sus raíces ancestrales, el estudio de diferentes lenguajes artísticos y la integración de las diversas voces que componen su propia divinidad interior. Es cantante, escritora, mujer medicina y guía espiritual. Ha publicado los libros “Entre mundos hermanos” (investigación intercultural, relatos de estudiantes indígenas, novela. Editorial Universidad Externado de Colombia, 2008), “Alguien golpea” (Poesía, editorial Universidad externado, 2006) y “La guarida del tiempo (Poesía, editorial Entorno, 1998). Se ha formado en cantos chamánicos, mitología y sabiduría ancestral de América Indígena (con diferentes abuelos y abuelas indígenas, y en el Movimiento Espiritual M.A.I.S), yoga integral (Escuela Satyananda), meditación Za zen (Fundación para vivir el Zen), oráculos afroamericanos (Cuba), técnica vocal (con Juanita Delgado), música étnica (con William Morales), Comunicación Social-Periodismo (graduada en la Universidad Externado), creación artística (graduada de la E.I.C.T.V, San Antonio de los Baños, Cuba), yoga de la voz y sanación con sonidos (con Alejandra Ortiz) y libre expresión escrita (Escuela Andarín), entre otros estudios.
Ejerció como docente e investigadora universitaria durante cuatro años en la Universidad Externado de Colombia, donde fundó la Línea de Investigación en Comunicación Intercultural.
Ha realizado varios documentales sobre culturas indígenas de Colombia y ha fundado diferentes espacios interculturales en Bogotá como el Festival del Arco iris (Biblioteca Virgilio Barco, 2008).
En el año 2008 fundó su propio Centro de Creación Colibrí de Oro, y a partir de entonces se dedica a compartir la Vía de los Cantos Arquetípicos.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

CANTOS ARQUETÍPICOS, LA MEDICINA DE COLIBRÍ DE ORO


Los CANTOS ARQUETÍPICOS son una nueva y a la vez antigua Vía de autoconocimiento, creación artística y conexión con la divinidad interior, donde se integran la libre expresión de la voz, el lenguaje mitopoético y la recreación de arquetipos soberanos que han servido como modelo y guía de la humanidad en todas las mitologías, épocas y culturas. Son también un arte medicinal inspirado en la práctica de la alteridad, el amor propio y la sabiduría de las raíces ancestrales. Surgen del camino espiritual, investigativo y artístico de Juliana (Colibrí de Oro), quien se dio a luz a sí misma a través del canto, la poesía y el mito, para ahora compartir sus medicinas con todas aquellas personas interesadas en encarnar la nueva humanidad y el jardín del buen sueño en nuestro planeta.
.
La medicina de los CANTOS ARQUETÍPICOS traen el conocimiento, la experiencia y el poder de la alquimia interior, el equilibrio entre la naturaleza femenina y masculina que habita en cada uno de nosotros, y el despertar del yo esencial, eterno y divino que en realidad somos.
Son resultado de más de diez años de prácticas, investigaciones y estudios en cantos chamánicos, mitología, chamanismo andino, meditación za zen, yoga integral, comunicación intercultural y sabiduría ancestral, además del paso por diferentes ceremonias indígenas y de un largo rezo en soledad con el canto y el tambor. Actualmente Colibrí de Oro comparte y enseña esta medicina, tanto en sesiones individuales como en práctica grupal, a través de conciertos-oráculo, ruedas medicinales, retiros, ritos del buen camino y composiciones musicales.




"Los arquetipos que han de ser descubiertos y asimilados son precisamente aquellos que han inspirado, a través de los anales de la cultura humana, las imágenes básicas del ritual, de la mitología y de la visión. Si sólo una porción de esa totalidad pudiera ser sacada a la luz del día, experimentaríamos una maravillosa expansión de nuestras fuerzas, una vívida renovación de la vida, alcanzaríamos la estatura de la torre".
Joseph Campbel

¿Qué es un arquetipo?

En las sociedades antiguas los arquetipos eran instrumentos pedagógicos, con los que se enseñaba a hombres y mujeres a descifrar el sentido de sus experiencias, a aceptar y respetar sus obligaciones con la comunidad y a dialogar con la divinidad. A partir de esta comprensión íntima de los arquetipos, las personas construían sus propias identidades individuales.
El primero en hablar del arquetipo como concepto fue el psicólogo C.G.Jung, quien lo definió como patrones de existencia o esquemas básicos de conducta internos-innatos y latentes-, que se hallan arraigados en el inconsciente colectivo.
Siguiendo a Jung, varios investigadores, entre ellos Joseph Campbell, estudiaron los diferentes arquetipos desde la mitología universal, ya que ésta narra las historias arquetípicas y evoca sentimientos e imágenes que integran la herencia humana.
Diosas y héroes son, por tanto, fuerzas poderosas invisibles que modelan la conducta e influyen en las emociones y que también interactúan, afectando a cada hombre y mujer individualmente.Conocerlos es una enorme fuente de poder personal, puesto que los arquetipos son potenciales: partes de nosotros mismos que podemos desarrollar para crecer y vivir de acuerdo con lo que realmente somos y queremos, experimentando así la dimensión sagrada de nuestras vidas.
El objetivo es que la persona adquiera la capacidad de utilizar la entidad mas adecuada en cada situación y conseguir armonizar a las diosas y/o héroes, que no son más que partes de uno mismo.



"Las imágenes arquetípicas son formas o imágenes de naturaleza colectiva que toman lugar en toda la Tierra, que constituyen el mito y que al mismo tiempo son productos autóctonos e individuales de origen inconsciente".
C.G. Jung

La doncella

La que brilla con luz propia

Palabras clave: Identidad, expresividad, autoestima.
Nombres asociados: Niña, Princesa, virgen, novia, flor, cazadora, artista original, la que se pertenece a sí misma, la que surge del océano primordial.

Arquetipos asociados: Artemisa, Diana, Ginebra, Perséfone, Innana, Venus, Hestia, Eva, Blancanieves, La cenicienta, Atenea, Oestra.
Dirección: Este.
Estación: Primavera
Animales totémicos: Unicornio, león, liebre, caballo.
Energías dinámicas, fase de cambio: energías dirigidas hacia el exterior.
Características asociadas: Voz propia / Amor propio / autoafirmación / expresión / ascenso / inocencia / inspiración, intelecto, actividad / luz/ salud/ júbilo/ cuerpo/ exuberancia/ pureza/ guerrera/ determinación / confianza en uno mismo/ independencia/ fortaleza/ actividad / sociabilidad /felicidad /celebración.
Tema: La expresión de la propia voz; en total armonía, paz y equilibrio con las leyes de la naturaleza y con el orden del universo.
Misión del arquetipo: Afirmar la voz del sol interior, expandiendo ante el mundo nuestra naturaleza original, única e irrepetible.

Doncella luz:
Despierta la artista original que llevamos dentro, surge nuestra virgen creadora ante los ojos del mundo, ha llegado para compartir sin reservas sus dones y poderes. Su meta es la expresión plena de su naturaleza esencial. Ella es dueña de sí misma y de su mundo, posee un pensamiento autónomo, libre e independiente, así como una expresión original, única, y auténtica. La doncella es dinámica, extrovertida, creativa, inocente, bella y tiene una gran imaginación, a través de la cual crea y da vida material al mundo de sus sueños.

Doncella sombra:
El despertar de la Diosa creadora es manipulado por las ilusiones, ambiciones, astucias, temores, rencores, heridas e intereses personales del propio ego. Las creaciones de la Doncella son desviadas del buen camino, ya no responden a la verdadera naturaleza del ser ni al orden divino del universo. La propia expresión ahora es egoísta, individualista, caprichosa, arrogante, excesivamente idealista, autoritaria, competitiva, ansiosa e impaciente; o en el sentido inverso es negada, reprimida o castrada, víctima de la autocensura, la culpa, la vergüenza, o el desconocimiento de la propia identidad.

La madre

Patrona del amor compasivo, la protección, el cuidado, el hogar y la nutrición

Palabras clave: Pachamama, adulta realizada, “el gran útero”, “Diosa de las aguas de la vida”, nutridora, sustentadora, pivote, naturaleza, jardinera.
Estación: Verano.
Fase de la luna: Luna llena.
Animales totémicos: Caballo, abeja, paloma, vaca.
Energías sustentadoras: Energías dirigidas hacia el exterior.
Características asociadas: Relaciones, vientre sagrado, armonía, hogar, maternidad, soberanía, fertilidad, amor, luz manifiesta, espejo del sol, hijos, aliados, autoprotección, autocuidado, autonutrición , autorespeto y amor propio en nuestra relación con los demás, con el mundo y con nosotros mismos.
Arquetipos asociados: Durga, Devi, Isis, Tonanzin, Virgen María, Deméter, Hator, Freysa, Gaia, pachamama, Yemayá, madre selva, Mapu, Gea.
Tema:
Mantenerse unido a otros bajo la ley del respeto, cada cual en su propio espacio sagrado, dueño de su propio centro.
Misión del arquetipo: Delimitar los círculos sagrados de la propia identidad.

Madre luz:
La madre cuida, nutre y da vida a su propio jardín, es una jardinera comprometida y responsable que se ocupa del cuidado de sus propias plantas, respetando su espacio sagrado y el de todos los seres vivos. Se encarga de proteger y nutrir las semillas que ha sembrado para que surjan de ellas raíces, tallos, ramas, flores y frutos, se encarga también de compartir esos frutos con todas sus relaciones. Es una mujer bosque. No invade a nadie ni permite que nadie la invada, siempre pide permiso para entrar a un jardín vecino, así mismo advierte a los otros sobre la normatividad que rige su territorio. Si algún invitado viola estas normas, la madre exige el respeto que merece, si no es escuchada por éste la madre lo despide sin demora, indicándole la puerta de salida.

Madre sombra:
La madre ha descuidado el propio jardín por estar cuidando el jardín de otros, o por el contrario ha permitido que su jardín sea invadido por otras identidades que ahora asumen las responsabilidades y el compromiso que a ella le competen.
Es permisiva cuando los invitados a su jardín violan sus normas, o simplemente no tiene claras estas normas, le falta compromiso y responsabilidad consigo misma, con su jardín y con las plantas a su cuidado, a veces subvalora su propia tierra, o se obsesiona con su labor, ahogando y asfixiando sus plantas. Su exceso de cuidados, en el fondo esconde su profundo temor y desconfianza. Es posesiva, celosa y castradora con sus hijos.

La abuela sabia

Patrona del otoño, la creatividad y la Magia

Palabras clave: Partera, tejedora, hechicera, bruja sabia, seductora, tejedora del buen sueño, desafiante del lado oscuro, chamana, sacerdotisa, mujer de oración.
Dirección: Oeste
Estación: Otoño
Fase de la luna: Luna menguante.
Animales totémicos: Serpiente, lechuza, grulla, gato, osa.
Energías dinámicas, fase de cambio: energías dirigidas hacia el interior.
Características asociadas: Corte, descenso, intuición, magia, introspección, retiro, destrucción, iniciación, sexualidad, deseo, locura, verdad, decaimiento, transformación, compulsión, creatividad, autodestrucción, oración. Iniciación de la virgen para convertirla en adulta, cerrar ciclos, conocimiento de los reinos ocultos, mundo interior, cambio, guía interior.
Arquetipos asociados: Morrigan, Lilith, Kali, Gorgona, Hécate, madrastra en los cuentos populares; Coatlicué, Kali, Baba Yaga, Nefthys, Ereshkigal, Hécate, Lilith y Cerridwen; brujas quemadas en la inquisición.
Tema: Cerrar un ciclo en paz, preparándonos para recibir el nuevo amanecer.
Misión del arquetipo: Dejar morir en paz lo que tiene que morir y orar por un buen renacimiento

Abuela luz:
La abuela es el otoño que se despoja de sus hojas secas sin resistencia, permitiendo que el viento se las lleve. Ella es el círculo de 13 ancianas que oran por la sanación del planeta y por el bienestar de las próximas siete generaciones. Mientras la abuela hace escuchar ante el mundo su sabia voz, la doncella –el lado luminoso del Ego- desciende al inframundo a encontrarse con su gemela oscura, -el lado sombrío de la propia identidad-. La abuela ora porque ese encuentro sea reparador y traiga como medicina el renacer de una doncella limpia, libre y renovada.

Abuela sombra:
La abuela sufre con cada hoja vieja que se desprende de su ser. Se culpa y se reprocha constantemente por los errores que ha cometido en el pasado, obsesionándose por comprender cada falta y repararla. Se vuelve compulsiva en su tarea de crear un mundo nuevo. Es autodestructiva cuando se encierra en ella misma, y cuando se relaciona con los otros es dominante, intolerante y “vampírica”. Su poder está desbalanceado, se le ha olvidado orar desde la compasión y el amor. Así la doncella se queda atrapada en el inframundo y no puede retornar a la esperada primavera.

La Diosa oscura

Patrona del cambio, la muerte y la regeneración

Palabra clave: Renacimiento.
Nombres asociados: Diosa madre, útero-tumba, vientre universal, reina de los ciclos vida-muerte-vida, Diosa negra, Señora del Mundo Subterráneo, fuente de la vida.
Arquetipos asociados: Kali, Hécate, Serpiente arcoiris, Isis negra, Gorgona, Ceridween, Ixchel, Coatlicué, Tlazolteotl, Bachué, Diosa Poesía, Las furias, Las Esfinges, Las Sirenas.
Fase de la luna: Luna nueva.
Animales totémicos: Serpiente, araña, lechuza, pantera, dragón.
Energías dinámicas: energías dirigidas hacia el interior.
Características asociadas: No manifiesto, gestación, cueva, unidad, origen, cambio, esquemas, universo, potencial espiritual, renacimiento, absorción, desenmarañar, instinto, oráculo, profecía, consejo, sabiduría, encuentro con la sombra, pivote, verdad interior.
Tema: La conexión con el origen no manifiesto donde el masculino y el femenino aún no se han separado. El retorno a la fuente de la vida y de la muerte, a la Gran Madre Universal donde Todo es Uno y Uno es Todo.
Misión del arquetipo: Confesarnos ante la Diosa madre, para obtener de ella muerte y renacimiento.

Diosa oscura Luz:
Descendemos a la oscuridad más profunda de nuestro Ser, más allá del bien y del mal. Sentimos, en el cuerpo, dónde se alberga la sombra, aceptamos que está ahí, que existe, permitiéndole expresarse plenamente hasta hacernos uno con ella. Con autoridad espiritual, invocamos la llama violeta de la transmutación pidiéndole que transmute la oscuridad en luz, el mal en bien, el dolor en amor, la confusión en claridad, el odio en compasión, lo negativo en positivo, los sentimientos, pensamientos o situaciones que nos hacen daño en sentimientos, pensamientos y situaciones que nos traigan salud, armonía, equilibrio y bienestar.


Diosa oscura sombra:
El descenso a la oscuridad nos consume, nos devora. De allí no salimos renovados ni renacidos sino desprovistos de nuestra energía vital. Hemos exorcizado aquello que nos hace daño, pero sin realizar la tarea completa, que siempre ha de concluir con el conjuro. Así, la sombra volverá a buscarnos una y otra vez, hasta que comprendamos el cambio que nos exige, hasta que dejemos de verla como una enemiga y comencemos a verla como una aliada, como la máscara de la Gran Diosa Madre que nos enseña de qué debemos cuidarnos, como un amenazador perro guardián que está al servicio de nuestra protección, y ante quien debemos imponernos con autoridad.